Louisette

Louisette

Hola,

Un día como hoy, el 25 de abril de 1792, Nicolas Jacques Pelletier fue la primera persona en ser ejecutada en la guillotina.

Tras conocer la sentencia que lo condenó a muerte, Pelletier esperó en la cárcel durante tres meses a que se construyera la primera guillotina en Estrasburgo. Tras ello, se instaló frente al Ayuntamiento de París y se fijó la ejecución a las 15:30. A la hora prevista había una gran multitud concentrada para contemplar la ejecución por el novedoso sistema.

Condujeron a Pelletier, vestido con una camisa roja, hasta la guillotina, y en cuestión de segundos fue decapitado. Visto y no visto. Y claro, la multitud comenzó a protestar a gritos porque les pareció un método demasiado suave y rápido en comparación con la horca, la decapitación con hacha y espada o la «rueda», que les permitía disfrutar del sufrimiento y de la agonía del condenado.

En 2020 publicamos junto con la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) el libro Las voces de la tierra. Es un libro sobre objetos que a lo largo de los últimos años han aparecido en las exhumaciones de fosas comunes de personas asesinadas por la represión franquista.

El libro se basa en fotografías de objetos realizadas por el fotógrafo José Antonio Robés, que se acompañan de textos escritos por un nutrido grupo de poetas, novelistas, actores, actrices, investigadorxs, periodistas y activistas del movimiento por la memoria histórica.

En él han participado: Sukina Aali-Taleb, Rosa María Artal, Santiago Auserón, Juan Miguel Baquero, Fernando Berlín, Clemente Bernad, Juan Diego Botto, Isabel Cadenas Cañón, Conchi Cejudo, Cristina Fallarás, James D. Fernández, Francisco Ferrándiz, Catherine François, Ana Gaitero, Guille Galván, Antonio Gamoneda, Guadalupe Grande, Carlos Hernández, Antonio Maestre, Juan Carlos Mestre, Ana Messuti, Miguel Ángel Muñoz Sanjuán, Marta Nebot, Olga Novo, María Ángeles Pérez López, Edurne Portela, Raquel Ramírez de Arellano, Jorge Riechmann, Miguel Ríos, Olga Rodríguez, Isaac Rosa, Rozalén, Marta Sanz, Emilio Silva Barrera, Héctor M. Silveiro Fernández, Guillermo Spottorno, Miguel A. Varela, Willy Veleta y Enrique Villarreal «El Drogas».

Entre las imágenes pueden encontrarse: botones, lápices, hebillas, cepillos de dientes, casquillos de bala, monedas, alpargatas, botas, peines, gemelos, pendientes, y hasta un dado que apareció en la exhumación de los restos de Timoteo Mendieta, el padre de Ascensión Mendieta.

Si te interesa el libro, puedes adquirirlo en nuestra tienda o en la tienda de la ARMH.

Salud.

PD. Cuando asesinaron a las personas cuyos objetos aparecen en el libro, no hubo nadie que gritara pidiendo más crueldad en el procedimiento, fundamentalmente porque ya no era posible mayor crueldad.

PD2. Aunque fueron abundantes, no creas que todos los asesinatos cometidos por los golpistas de julio de 1936 se cometieron con ocultación y nocturnidad. Hubo incluso muchos de ellos como el ajusticiamiento de Pelletier, ante cientos de personas ávidas de sangre que celebraban las ejecuciones de personas inocentes con enorme regocijo. Es el caso de Pamplona / Iruñea, donde la multitud contemplaba el deleznable espectáculo en la Vuelta del Castillo consumiendo chocolate con churros.

PD3. En 1977, Hamida Djandoubi fue la última persona en ser guillotinada en Francia. A Hamida le habían amputado años atrás una de sus piernas, así que antes de sacarlo de la celda tuvieron que colocarle su pierna ortopédica para ser posteriormente decapitado.

No Comments

Post A Comment