#abolición

#abolición

Hola,

 

Un día como hoy, el 7 de septiembre de 1998, el pescador Jean-Claude Antoine Bianco encontró entre sus redes la pulsera de identidad del escritor y aviador Antoine de Saint-Exupéry, a unas 15 millas al sur de Marsella (Francia). Durante años se había especulado sobre el derribo de su avión por parte de la aviación nazi y el lugar en el que pudo producirse.

 

Antoine de Saint-Exupéry es conocido sobre todo por ser el autor de El principito, una misteriosa obra multitraducida que escribió en 1942 en Nueva York, antes de incorporarse como piloto con las fuerzas de la Francia Libre en el Mediterráneo.

 

El caso es que el protagonista de El principito es un niño que ha aparecido en el desierto del Sáhara proveniente de un pequeño planeta (el asteroide B-612) y que se encuentra allí con un piloto que ha sufrido una avería. Lo que no sabemos exactamente es el motivo por el cual ese muchachito es efectivamente un príncipe y no un ciudadano cualquiera sin título nobiliario ni realeza alguna.

 

Pero en nuestro libro Te cuento…el traje nuevo del emperador sí que hay profusión de reyes, príncipes y emperadores corruptos y sanguinarios de los de verdad, de los que carcomen la convivencia de un cercano reino, «tan cercano que si saltases, al caer estarías sobre él», como escribe Felipe Zapico en el cuento «El traje nuevo del emperador 2.0».

 

Las fotografías de Clemente Bernad que acompañan al cuento nos muestran el esperpento y la injusticia histórica que suponen el bodorrio de Estado del entonces principito de Asturias Felipe de Borbón con Letizia Ortiz y su posterior coronación.

 

El alejamiento sideral de una dinastía instalada en la jefatura del Estado por imposición del dictador Franco, se demostró en el hecho de que, en el mismo instante en el que el principito deslizaba en el dedo de Letizia la alianza matrimonial a las 12:00 del 22 de mayo de 2004, una excavadora encontraba los primeros huesos de una fosa común en Villamayor de los Montes (Burgos) en la que en septiembre de 1936 fueron asesinados y enterrados más de 50 hombres, tras una saca de la Prisión Provincial de Burgos.

 

En agosto, en el último día de la exhumación de esa fosa, apareció una mano esqueletizada con una alianza matrimonial. La distancia entre esas dos alianzas y los mundos que representan es mucho mayor que la que hay al asteroide B-612. Que ya es decir.

 

Salud.

 

PD. El cuento de Felipe Zapico termina con un canto que aspira a convertirse en un hit que resuene en las calles, en los parques, en los patios de los colegios, en los estadios, en los hospitales…, bajo el hashtag #abolición, que repite como un mantra: «Abolición, abolición, abolición. Abolición de las testas coronadas…, abolición…, abolición…, abolición…, abolición… (…)».

A por Eurovisión.

No Comments

Post A Comment