Como la lluvia

Como la lluvia

Hola,

Un día como hoy, el 27 de mayo de 2016, Barack Obama fue el primer presidente de los EEUU en visitar Hiroshima, casi 79 años después de que su país arrojara una bomba nuclear que mató a 150 000 personas.

Barack Obama depositó una ofrenda floral en el Memorial de la Paz de Hiroshima, pero en vez de perder perdón públicamente asumiendo la responsabilidad de su país como su máximo dirigente, se limitó a decir que «la muerte cayó del cielo y el mundo cambió».

Días antes, periodistas japoneses habían preguntado a Obama si iba a disculparse, a lo que respondió : «No, porque creo que es importante reconocer que en medio de una guerra los líderes toman todo tipo de decisiones».

En 2021 publicamos nuestro libro Do you remember Franco?, una reflexión sobre la permanencia eterna de la simbología franquista en nuestro paisaje social. El libro es una mirada crítica hacia los 3 monumentos más relevantes del franquismo cuya significación continuaba vigente en 2021 y continúa vigente cuando escribimos estás líneas: el Valle de los Caídos, el Arco de la Victoria de Madrid y el Monumento a los Caídos de Pamplona/Iruñea.

El libro cuestiona cómo ocupan el espacio público y el entorno urbano, poniendo de manifiesto el anacronismo y la violencia política que supone la presencia de estos monumentos franquistas en nuestra vida cotidiana. Su persistencia incólume nada menos que 46 años después de la muerte de Franco supone un déficit democrático incuestionable.

Si te interesa, puedes adquirirlo en nuestra tienda.

O puedes comprarlo en persona si nos visitas este fin de semana en la Feria del Libro de Madrid. Estaremos en el Pabellón de editoriales Indómitas, en el bloque 30C. Nos puedes encontrar allí el viernes 31, el sábado 1 y el domingo 2, de 10:30 a 15:00 y de 17:00 a 21:00.

Salud.

PD. En el caso de la simbología y de los abundantes restos del franquismo que quedan en todos los ámbitos sociales, políticos, económicos, etc., de este país, y que hablan de la dictadura y de su resistencia a desaparecer, nadie ha pedido disculpas. Jamás. Es curioso que tras un golpe de Estado que dejó el país sembrado de cunetas llenas de decenas de miles de víctimas inocentes, que llevó a una guerra de tres años y a una dictadura militar que asesinó a miles de personas y que se extendió en el tiempo durante casi cuarenta años de oscuridad, nadie se haya responsabilizado nunca por lo sucedido. Nadie ha pedido perdón. El aparato represor franquista y el sostén social de la dictadura estuvo compuesto por cientos de miles de personas, pero nadie se ha disculpado ni lo más mínimo. Hay partidos políticos herederos directos del franquismo. Hay formaciones políticas que se presentan a las elecciones que ejercieron el poder y la represión durante durante el franquismo, con decenas de miles de crímenes a sus espaldas. Nada. Ni siquiera la Iglesia católica ha pedido jamás perdón.
Las leyes de memoria que se han promulgado no se ocupan de los responsables de los crímenes y de las vejaciones a toda una sociedad. Como dijo Obama, «la muerte cayó del cielo». Así, sin más. Como la lluvia.

No Comments

Post A Comment